top of page

Ante inflación, el sector inmobiliario se posiciona como refugio de patrimonio a largo plazo

Las obras de infraestructura también empujan el desarrollo de bienes raíces, por lo que especialistas sugieren analizar opciones de inversión en dichas zonas




En lo que va de agosto de este año, el encarecimiento a los precios al consumidor no dio tregua, un elemento que, de acuerdo con los especialistas, permite volcarse a los bienes raíces como inversión de resguardo de patrimonio.


De acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en la primera quincena de agosto, la inflación general se ubicó en 8.62%, con lo que ya se rebasó el nivel máximo de 8.5% estimado por el Banco de México.


Ante este escenario, Daniel Narváez, vicepresidente de Marca y Comunicación de Lamudi, consideró que la inversión en proyectos inmobiliarios además de ser la principal apuesta del presente gobierno, a través de obras de infraestructura, también representa una opción de refugio de patrimonio para las personas en general.


“Si bien la industria inmobiliaria vio ralentizada su actividad durante la pandemia, el 2021 fue un año dinámico para el sector y en lo que va del 2022, se tienen buenas perspectivas al respecto”, opinó el directivo.

En entrevista, el directivo comentó que zonas como Querétaro y Mérida, a nivel nacional, son las que registran más dinamismo en el desarrollo inmobiliario y de infraestructura, mientras que en la Ciudad de México, la alcaldía Benito Juárez, tiene una mayor atracción de personas que buscan adquirir viviendas para proteger sus capitales.

“(Estas zonas) son preferidas para efectos de crecer patrimonio, lo que está impulsando este dinamismo, proteger el patrimonio y, de alguna forma, resguardar el capital, ante un mercado de tanta incertidumbre”, explicó.


Para Lamudi, el encarecimiento en los precios en general, la inflación sobre los materiales para la construcción y hasta el conflicto entre Ucrania y Rusia son elementos que han sumado presión a los valores de la vivienda.


Sin embargo, otro factor a tomar en cuenta es el costo del financiamiento, pues de acuerdo con datos de SOC Asesores Financieros, en el mundo nueve de cada 10 operaciones de compra de vivienda se hacen a través de un crédito hipotecario.


“El rendimiento que genera la renta de un activo es real, porque además del cupón (interés ofrecido) que se dice que deja, también te protege frente a la inflación. Por otro lado, la inversión Real estate global, de los grandes fondos, lo hacen con apalancamiento, es decir, tomando deuda, por lo que el costo es equivalente a la inflación”.

Sin embargo, por el nivel de endeudamiento y emisiones durante la pandemia, el especialista de INMSA estimó que los bancos centrales tendrán que ajustar a la baja sus tasas referenciales, con lo que el costo de financiamiento para inversiones en propiedades podría ser menor que la inflación.



Por Nallely Hernández, El Economista

Comments


bottom of page